Patriots vs Falcons en el Super Bowl LI

New England Patriots y Atlanta Falcons serán los protagonistas del Super Bowl LI, a disputarse el próximo 5 de febrero en el NRG Stadium de Houston, Texas.

Patriots, con Tom Brady al mando, y Matt Ryan dirigiendo la ofensiva de Falcons, se enfrentarán este domingo en la disputa por el trofeo Vince Lombardi, que tendrá lugar en la casa de Houston Texans.

Ryan y el entrenador en jefe Dan Quinn vivirán su primera experiencia en el Súper Tazón, aunque de ninguna manera deberán ser subestimados por los muchachos de Belichick.

Los Falcons ahuyentaron a algunos fantasmas que los habían marginado en el último medio siglo. Atlanta disputará apenas su segundo Super Bowl en los 51 años de historia de la franquicia. Perdió el primero hace 18 años ante Denver Broncos por 34-19, cuando su plantel recibía el apodo de los ‘Pájaros Sucios’.

Si Ryan y el ataque más productivo de la NFL siguen jugando así en Houston, los Falcons podrían ser el tercer equipo de las principales ligas estadounidenses que ponga fin a una larga malaria, en un año deportivo que deparó ya la coronación de los Cleveland Cavaliers en la NBA y de los Chicago Cubs en el beisbol de las Grandes Ligas.

Por su parte, el quarterback Tom Brady y el entrenador en jefe Bill Belichick lograron su séptimo ‘Súper Domingo’ en conjunto y tercero en las últimas seis temporadas para Patriots.

En su temporada de redención, Tom Brady ha conseguido un nuevo viaje al Super Bowl, tras comenzar la campaña suspendido cuatro encuentros por el escándalo de los balones desinflados, el quarterback condujo los Patriots, para que impusieran un récord, al avanzar por novena ocasión al gran partido.

Los Pats son favoritos para derrotar a Falcons en Houston. Ahí buscarán su quinto título del Super Bowl con Brady como mariscal de campo y con Bill Belichick como entrenador.

El Súper Tazón LI será el tercero que recibirá la ciudad de Houston, Texas. Dicha localidad volverá a vibrar luego de haber alojado las ediciones VIII y XXXVIII, en las que Miami Dolphins se coronó frente a Minnesota Vikings y Patriots hizo lo propio ante Carolina Panthers, respectivamente.

Los Falcons no han ganado el título de la NFL en sus 51 temporadas de existencia.

Para Quinn, el recuerdo de la agónica derrota ante New England hace dos años es un incentivo adicional.

Será sensacional estrenar su nuevo estadio este año como campeones del Super Bowl.

En el caso de los Patriots, la frase en boca de todos es “Deflategate”. Toda la organización y New England tienen el convencimiento de que el comisionado y la liga la tienen jurada contra Tom Brady y el equipo. El recibir el trofeo Vince Lombardi de sus manos será la venganza perfecta.

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *