CHIHUAHUA: PUEBLO AGREDIDO Y GOBERNADOR INCAPAZ POR ERNESTO AVILÉS MERCADO

HABLANDO Y ESCRIBIENDO

CHIHUAHUA: PUEBLO AGREDIDO Y GOBERNADOR INCAPAZ

POR ERNESTO AVILÉS MERCADO

La controversia constitucional que promovió ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación el consejero jurídico de la presidencia de la República, para evitar que el Gobierno del Estado de Chihuahua, a través de su gobernador, de la Fiscalía Estatal y del mismo poder Judicial del Estado, llevara a cabo acciones tendientes a realizar actos de molestia entre los anteriores y actuales funcionarios del Gobierno de la República, ha generado una serie de reacciones rabiosas por parte de los funcionarios locales, al considerar que lo que se busca es generar más impunidad de la que hasta ahora han gozado, frente a las denuncias presentadas por el fiscal de Chihuahua.

En primer término lo que se plantea es que frente a una sentencia de un juez federal, que estableció que el recurso presuntamente desviado, pertenecía al Gobierno de la República y no a la administración Estatal de Chihuahua, se le impida al gobierno de Javier Corral, realizar actos de molestia, tanto al presidente de la República Enrique Peña Nieto, así como a los anteriores y actuales funcionarios de su gobierno.

El punto importante de esta controversia, radica en que se solicita que no se les moleste con actos y acciones que ya se hayan presentado ante los tribunales, así como los que se encuentren en forma inminente de hacerlo y deja abierta la posibilidad que de los que se puedan presentar en lo futuro.

Ante este escenario, jurídicamente puede proceder respecto de lo que se haya presentado; es decir, de las acciones intentadas tanto en la estructura judicial local como ante los juzgados federales, asi como los que se puedan derivar de estas mismas acciones y que sean inminentes.

Sin embargo, la SCJN no podría pronunciarse o resolver sobre aquellas cuestiones que no se conocen todavía y que pueden suceder o no; es decir, no se puede llamar afectado cuando ni siquiera se tiene la seguridad de que se pueda presentar algún acto de molestia.

Con relación a la declaración del Secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida, respecto de que el ex gobernador del Estado Cesar Duarte puede llevar en libertad los procesos que se le han fincado por parte de la fiscalía del Estado, en base a lo que se establece el artículo 19 Constitucional, ya que no se contempla dentro del catálogo de delitos graves que traen aparejada prisión preventiva…

En primer término tiene razón, pero eso no quiere decir bajo ningún concepto que así se puede establecer de manera garantizada, ya que dependerá totalmente del criterio del juzgador que le toque conocer del asunto, y que la medida cautelar de prisión preventiva tendrá que ser justificada por parte del Ministerio Público en base a los argumentos que presente, básicamente por el número de años que puede alcanzar por las penas que contemplen la serie de los delitos por los cuales sería imputado y eventualmente vinculado a proceso, y en las actuales circunstancias, tendría más probabilidades de que se le dicte una medida cautelar de prisión preventiva, que alguna otra de las 13 restantes que contempla el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Mientras tanto, la violencia continúa de manera imparable en todo el Estado, sin que se advierta que se pueda contener, ante la implementación de alguna nueva estrategia, algún plan novedoso o de alguna coordinación extraordinaria, porque hasta los mismos policías están solicitando asilo político en los Estados Unidos, ya que en menos de 48 horas, han recibido 5 ataques por parte de las bandas que actúan en la fronteriza Ciudad Juárez, y que el único detenido fue probadamente torturado, al filtrarse un video cuando le colocaban una bolsa de plástico en el rostro, lo que puede representar que alegando tortura, pueda ser excluida cualquier prueba en su contra y por lo tanto alcanzar su libertad.

Estos primeros dos años de gobierno de Javier Corral, han sido mucho más difíciles de lo que se podría haber pensado; los escenarios para la entidad, continúan siendo de mucha violencia, de escaso desarrollo, de un creciente desempleo, ante el despido masivo de empleados burócratas, de aumento de los impuestos y de continuidad en la política de avestruz, al organizar extraordinarios foros nacionales anticorrupción, pero generando impunidad con las denuncias presentadas por desvío de recursos presuntamente realizadas por funcionarios locales ante la contraloría del Estado.

En contraste, el cierre del año para Javier Corral será estupendo, su proyección política personal está subiendo como la espuma a niveles extraordinarios de difusión en foros nacionales e internacionales, siendo inminente su inclusión como precandidato a lo que sea, con la seguridad de que obtendrá sin duda otro triunfo, aunque para esto tendría que organizar más encuentros con sus amigos en Chihuahua o en otra parte del país, claro, con cargo siempre a su cuenta personal, que es la misma del Gobierno del Estado…

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *