HABLANDO Y ESCRIBIENDO FONDO MINERO POR ERNESTO AVILES MERCADO

HABLANDO Y ESCRIBIENDO

FONDO MINERO

POR ERNESTO AVILES MERCADO

Una de las mayores riquezas de nuestro país, se encuentra en el subsuelo, además del petróleo y sus derivados, se han explotado ricos yacimientos de carbón, Uranio y otros materiales radioactivos, aunque de manera permanente, oro, plata, cobre y otros metales.

Chihuahua, es atravesada por la Sierra Madre Occidental, con enormes cadenas montañosos que se tapizan de verde con enormes pinos y otras especias forestales, agua, fauna y vegetación abundante, una gran belleza natural con enormes barrancos que a su vez guardan celosamente en sus entrañas riquezas incalculables, que no se terminarán por siglos, dada su gran extensión y lo increíble de su abundancia.

Desde las primeras etapas de nuestra civilización, se han aprovechado los yacimientos de oro, pero con la llegada de los españoles, esta actividad minera se vio incrementada en su numero por la ambición del nuevo mundo.

Su explotación es liderada por canadienses que cuentan con la tecnología y recursos necesarios para hacer desaparecer cerros completos, aprovechando su infraestructura instalada para procesar hasta 120 mil toneladas diarias; estas pagaban un mínimo de impuesto federal, que en ocasiones se tenían que devolver por trafico de influencias.

Las entidades  y municipalidades mineras, recibían participaciones extraordinarias por el desarrollo de esta actividad, tenían que soportar, el peligro constante por los contaminantes utilizados, el lidiar con ellos para que los desechos fueran reciclados y solicitar también, participarán con el desarrollo de sus comunidades, con apoyos sociales con los médicos residentes en los centros mineros que se encuentran en estas unidades mineras, algunos traslados, donaciones pequeñas para alguna escuela y eventualmente, muy eventualmente, el préstamo de maquinaria pesada para dar mantenimiento a caminos, que su bien eran utilizados por todos, servían principalmente a los centros mineros.

Sin embargo, este impuesto era controlado por los gobernadores, de tal forma que a cuenta gotas se entregaba a los municipios mineros, no lo que les tocaba, sino lo que les sobraba a los mandatarios.

Javier Corral vecino desde hace más de 15 años de la comunidad de Basaseachi, conoce el entorno de esa parte serrana, no es ignorante de la situación que prevalece en toda la sierra con los centros mineros, sabe que las empresas canadienses son las principales depredadoras del bosque y que si bien generan empleos directos, en su mayoría mejor pagados que en otras actividades, su permanencia en la comunidad depende de los hallazgos de vetas para continuar con su actividad.

La crítica personal y directa, no es por la postura de abandono del Gobernador ante esta realidad, sino por la falta de visión que se tiene para buscar conjuntamente un desarrollo integral para todos los habitantes de estas zonas.

Ante la incapacidad del gobierno en sus tres niveles para brindar protección a las mineras, han caído presas de los grupos de poder que controlan el narcotráfico y otras actividades ilícitas, con quienes pactan entregas de recursos y combustible ilimitado para sus vehículos a cambio de protección, que va desde detener a quien es acusado de sustraer material de la mina, hasta impedir que quien haya sido despedido, busque por medio de una demanda laboral, el pago de lo que por ley le corresponde.

Un caso concreto se presentó en la comunidad de Palmarejo, donde secuestraron a padre e hijo, porque el segundo había anunciado que demandaría a la empresa minera por despido injustificado…momento después fue hallado muerto el padre y el hijo tuvo que salir de la comunidad con toda su familia, donde siempre había vivido, so pena de perder la vida con todos ellos.

La falta de oferta educativa en las comunidades serranas, por la poca y distante población que existe, hace difícil que una persona que termine sus estudios de secundaria, pueda acceder a incorporarse a una carrera técnica, que le permita satisfacer la demanda de las empresas mineras.

Las empresas mineras, contratan la prestación de servicios, empresas que se encargan de iluminar los túneles, de operar maquinaria pesada, transportación de minerales, dotación de alimentos entre otras.

Estas empresas, en su gran mayoría foráneas, traen a sus propios técnicos en electricidad, soldadura, carpinteros y lo que hace falta, mientras que los pobladores de las comunidades de alrededor, tienen que ser contratados para otras actividades y en muchos de los casos son capacitados por la propia empresa.

La propuesta debe ser, que se establezca de manera permanente un centro de capacitación para el trabajo, que mediante convenios con las empresas, se puedan habilitar espacios con las herramientas necesarias para que principalmente los jóvenes que salgan de secundaria, se integren en el manejo de herramientas especializadas dentro del ramo de la minería para solventar las necesidades que se requieran, porque así se abaratarían los costo y principalmente, como serían coordinadas por la autoridad educativa, al cabo de su capacitación, podrían recibir una constancia que tendría validez en todo el país.

Aunado a lo anterior, se podría también ampliar estos espacios de capacitación para elaborar verdaderas escuelas de orfebrería donde se les capacitaría a los jóvenes en el manejo de los metales preciosos para la confección de pieza de joyería.

Hay cosas que se pueden solucionar con acciones de buen entendimiento y definitivamente existen otras mas, que requieren la acción de los tribunales; ojalá y las demandas presentadas por Javier Corral y los alcaldes, puedan tener resultados y que al final, se puedan hacer programaciones del manejo de los recursos, atendiendo las necesidades de los Municipios con actividad minera y sus pobladores y no a los intereses políticos de los gobernantes en turno.

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *