Los efectos de la Reforma Educativa nos alcanzaron… Por Profr. Manuel Maldonado.

 

El día que fue detenida Elba Esther Gordillo al descender de un avión, no sólo detuvieron a la líder del sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE) sino a la más férrea opositora a una de las Reformas Estructurales más anheladas por el Presidente Pena Nieto: ¡La Reforma Educativa!…

Su detención fue rápida, su proceso para enviarla a la cárcel increíblemente acelerado…  Ya le tenían preparado su expediente con infinidad de acusaciones de corrupción y por el uso de recursos de procedencia ilícita… Ya los medios de difusión se habían encargado de crearle una imagen de ladrona y corrupta… Así que… ¡Se fue directa al “bote” sin tocar baranda!

Si comparamos la cantidad de dinero mal habido de la lideresa,  no se compara en nada con el robo al erario público de varios  “funcionarios delincuentes” tanto del ámbito federal como estatal que en estos momentos siguen gozando de total impunidad… Pero, bueno… ¡“El pecado mortal” de Elba fue su inflexible oposición a la Reforma!…

Inmediato a su aprehensión, tomó su lugar uno de los hombres a quien la lideresa le tenía mayor confianza, Juan Díaz, coparticipe de los malos manejos económicos y patrimoniales de Elba Esther… La condición para que este “cómplice” no fuera a parar al “bote” y permitirle ocupar ese poderoso puesto que dejara vacante la lideresa, fue que frente a sus agremiados, (más de un millón y medio de miembros) diera su aval y su beneplácito  a la Reforma Educativa que ya estaba en el Congreso…

Sin ese obstáculo, la Reforma fue aprobada entre aplausos por los partidos políticos más influyentes (PRI, PAN, PRD y sus “satélites”)…

Pero, la realidad suele ser terca… La Reforma no solo debió ser analizada por el Magisterio Nacional, sino que éste debió ser parte importante en su diseño, elaboración e implementación porque es su materia de trabajo, es la experiencia de los docentes lo que pudo darle un sentido más didáctico, de mayores alcances y compromisos…

Cabe señalar que un sector del SNTE, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) no la aceptó… Pero no solo no la aceptó sino que sus miembros la rechazaron a través de marchas, paros, plantones, manifestaciones y huelgas porque la consideran una Reforma “punitiva”, esto es que atenta contra sus derechos más elementales… El gobierno los combatió, los reprimió, pero no los pudo reducir…

Bueno… Y… en Chihuahua… ¿Qué pasó?

Aquí en Chihuahua, la Sección 42 del SNTE de maestros estatales,  se lanzó a un “paro indefinido” exigiendo con toda justicia al Gobierno del Estado dos demandas muy sentidas entre los trabajadores: UNA, el pago de salarios ya devengados que por torpeza, por ineptitud o desidia no se habían cubierto y… DOS, el pago de prestaciones salariales conquistadas a través de muchos años de lucha (Clave L, jubilación dinámica, servicio médico de calidad y otras)

Once días duró el paro… La sociedad a través de diversos organismos vio justo el reclamo, acompañó a los maestros, los alentó, con la esperanza de que la solución a sus exigencias fuera pronta y expedita… No fue así..

Después de ese desgastante tiempo de espera, el gobierno solo se comprometió frente a los líderes de la Sección 42,  a liquidar los salarios retrasados, pero, ¡Ojo!…  ¡No a reconocer las prestaciones que a decir de los funcionarios oficiales, la Reforma canceló!…

Bajo este “compromiso parcial” el “paro indefinido” llegó a su fin.

Al momento de informarle a la base de estos resultados, la inconformidad de los maestros no se hizo esperar… Fue evidente su malestar, su enojo, su coraje, su frustración… Los reproches a sus dirigentes fueron duros, directos y claros …

Cansados, fatigados por los once días de espera, ahora los profes suman su desconfianza y molestia a sus representantes que habían dicho en diversas ocasiones que la Reforma no cancelaría sus prestaciones…

Este primero de mayo, “Día del Trabajo” los líderes no convocaron a sus bases al tradicional desfile que año  con año  realizan para conmemorar esta fecha, quizá temerosos de que en ese día especial de protesta de los trabajadores por sus reivindicaciones salariales, se les armara un motín y fueran destituidos…

Deseo que los compañeros maestros y trabajadores de la Educación en general, recuperen las prestaciones sociales que con tantos esfuerzos  lograron… ¡Ojalá!… Para ello, se requiere revisar con detenimiento la Reforma Educativa y… De ser necesario echarla abajo para construir una que verdaderamente nos saque del atraso educativo que vivimos y haga justicia a los trabajadores de la educación…

Yo así lo creo… ¿Y Usted?

Manuel Maldonado O.

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *