Este príncipe alemán está vendiendo su castillo por 1 euro

El príncipe Ernesto Augusto de Hannover de 35 años, jefe de la casa Güelfa, una de las dinastías más nobles de Alemania, decidió vender por el precio simbólico de un euro el magnífico palacio de Marienburg, la residencia oficial de su familia, en el Estado de Baja Sajonia, de acuerdo con información del diario El País.

Esta decisión ha dejado al desnudo el esplendor de la nobleza alemana y que los grandes castillos no son lo que aparentan pero que, como él mismo reconoció, “permitirá que el palacio y su inventario puedan conservarse para el público”.

El nuevo propietario del palacio, será la empresa LIemak Inmobilien, una filial de Klosterkammer, que se comprometió a financiar los gastos de renovación de la gran residencia, que se calculan en casi 30 millones de euros (mde), aunque hay expertos que señalan que para evitar que el castillo se convierta en una ruina deben gastarse más de 60 mde.

“Ya no podía seguir haciéndome cargo de los gastos”, admitió el príncipe y reconoció que la conservación de la residencia, que cuenta con 135 habitaciones, estaba acabando con su riqueza personal.

Desde 2005, el joven se había visto obligado a subastar tesoros artísticos del palacio, lo que le aportó 44 millones de euros que le ayudaron a pagar viejas deudas de su padre, y renovar una de las torres que estaba cayéndose a pedazos.

Asimismo, el príncipe también puso en marcha programas culturales para atraer a más de 200,000 visitantes cada año, pero que desgraciadamente no fueron suficientes para impedir que el majestuoso palacio siguiera deteriorándose.

Aunque hubo voces conservadoras que se opusieron a su venta, el Ministerio de Cultura del Gobierno regional, que también adquirió por dos millones de euros 100 obras de arte que serán exhibidas en el museo estatal de Hannover, defendió la decisión, al considerar que el palacio es uno de los monumentos más importantes del Land alemán, y que por lo tanto debe de contar con los recursos necesarios para su conservación.

El acuerdo entre el jefe de la Casa Güelfa y el Gobierno regional estipula la creación de una fundación cultural que administrará cerca de 1,700 obras de arte dentro del palacio y cuya fundación estará presidida por el mismo príncipe Ernesto Augusto.

No obstante, la famosa corona de la Casa Real de Hannover, la pieza más valiosa de la familia, seguirá en posesión del príncipe.

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *