HABLANDO Y ESCRIBIENDO POR ERNESTO AVILES

HABLANDO Y ESCRIBIENDO

EMILIO GARCÍA CRUZ Y EL RECUENTO DE LOS DAÑOS

POR ERNESTO AVILÉS MERCADO

Como una buena estrategia le resultó al Gobernador solicitar a Gertz Manero una persona de su confianza para que encabece las acciones de la policía y vialidad que estaba bajo las ordenes y a disposición del Fiscal Cesar Augusto Peniche Espejel y del Comisionado Oscar Alberto Aparicio Avendaño, y que se espera que a partir del 01 de enero del 2020, quede a cargo de Emilio García Ruíz.

Como se recordará, Javier Corral pidió en el caso del comisionado Aparicio, su propuesta a la entonces PGR, ya que Peniche Espejel, junto con una gran cantidad de personas se reunieron por años en conocido lugar de Juárez, para analizar la cosas de seguridad en la frontera; esa persistencia y disciplina hablaron bien de muchos de ellos, entre ellos Peniche, quien a propuesta de Alejandra de la Vega Arizpe, ocupó el cargo de fiscal, con toda la confianza y apoyo de su gobierno.

Es difícil asegurar que existe un contubernio entre los barones de la delincuencia, Peniche y el Comisionado, pero los hechos que se presentaron desde su llegada, no dejan mucho margen para pensar que el empoderamiento de determinado grupos, hayan sido generados por su propia astucia y efectividad.

En el caso de Genaro García Luna, se conoció a través del Diario de Juárez que los ataques fueron a los grupos opositores a la banda del Chapo, y aunque en varias ocasiones se les cuestionó, nunca reconocieron acción de justicia generalizada, sino de justicia selectiva.

Durante la pasada conferencia de prensa, donde el gobernador daba a conocer la separación de la policía y de vialidad de la propiamente policía investigadora, el rostro de Peniche lo decía todo….de golpe perdía su brazo ejecutor y su capacidad de ordenar a vialidad a través del comisionado.

Las facultades del Fiscal son ahora diferentes, porque en la normatividad se establecen las que la ley reglamenta, pero en la realidad el que va a mandar desde enero ya es otra persona y no tuvo nada que ver en su designación.

El congreso del Estado, aprobó prácticamente sin consenso la creación de la nueva secretaría, en una de las acciones que no solo denigra el máximo recinto legislativo, sino que evidencia la sumisión mayoritaria de nuestros parlamentarios.

Una de las pérdidas mas sentidas del Fiscal Peniche, fue la relacionada con la entrega de la fiscalía de ejecución de penas, que representaba, según fuentes del propio CERESO, un ingreso de más de 2 millones de pesos por mes, que se traduce en privilegios que reciben los internos, que van desde teléfono en su celda, vistas conyugales con diferentes personas, venta de alcohol, pero básicamente drogas.

Una de las banderas mas importantes que ha levantado el Gobernador con su sequito de amigos capitalinos, es el combate a la corrupción y el estandarte principal, continúa siendo Cesar Duarte, que en la parte final de su administración, es fácil entender que no quiere el presidente empoderar a Javier Corral, entregándole en charola la plata la cabeza del ex gobernador, porque si así lo están proyectando para un cargo en cualquiera de las cámaras, es fácil entender lo que se pudiera presentar en la carrea de la sucesión de Andrés Manuel.

La dinámica de la actividad gubernamental, tanto de los tres poderes como de las demás instituciones, demanda una gran responsabilidad para hacer más de lo que se espera de cualquier funcionario; cumplir con las expectativas, pero sobre todo, el demostrar que se está capacitado para desarrollar el cargo que se ocupa.

Para la fiscal anticorrupción Gema Chávez, el tiempo en que ha estado al frente de la institución, han sido unas placidas vacaciones, ya que a la fecha, fuera de la denuncia que se le presentó por escrito tanto en contra de la ex consejera Lucha Castro, como para denunciar al Fiscal Peniche Espejel, no ha tenido mayor movimiento, ya que las conclusiones a las que arribó, respecto a la no procedencia, le bastaría minutos para realizarla, por lo que el resto del tiempo, ha sido para meditar y llevar una cómoda vida social.

Para quienes piensan que el ejercicio gubernamental, es oportunidad para buscar permanecer hasta que se termine el período para el que fue nombrado, o que puede trascender allende nombramientos de quienes los invitaron a colaborar, están equivocados, sobre todo cuando se trata de encargos de gran responsabilidad, como el de combate a la corrupción.

Las facultades de investigación con las que esta investida la nueva fiscalía anticorrupción, le permite indagar sobre cualquier denuncia, investigación en proceso, o ante la sola sospecha de que se está frente a una acción u omisión de carácter corrupto.

El secretario General de Gobierno Luis Fernando Mesta Soule, afirma que en el caso de la fiscal anticorrupción, no es necesario que sea ratificada, pero lo que hace que una persona permanezca en el cargo es su trabajo y no el solo permanecer como figura decorativa.

De tal forma que quien suceda en el cargo a Javier Corral, no solo estará obligado u obligada a exigir resultados, porque la responsabilidad es mucha y a la fecha han sido mucho ruido y pocas nueces.

Por lo que respecta a Javier Corral y su lucha anticorrupción, es lamentable que haya sido su coordinador de comunicación social quien haya aprovechado el cargo para cometer un delito de carácter penal y lo peor que no le haya costado ni siquiera una sanción por parte de la Contraloría, mucho menos de la fiscalía, que seguramente la denuncia que Omar Bazán interpuso, simplemente no procedió, cuando tenía todos los elementos para que quedara vinculado a proceso

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *