Hablando y escribiendo por Ernesto Aviles

HABLANDO Y ESCRIBIENDO

FEDERALISMO Y POPULISMO CON SOBERBIA

POR ERNESTO AVILÉS MERCADO*

La propuesta de la alianza federalista integrada por los 10 mandatarios estatales que gobiernan la mayor cantidad de personas en México, exigiendo se reoriente el gasto del Gobierno Federal, desde la perspectiva de una mayor justicia para sus entidades que mayormente contribuyen mediante impuestos federales a la hacienda Pública Nacional, y que por el actual sistema de repartición se les devuelve solo una mínima parte, ha tenido una respuesta por parte del presidente López Obrador.

Muy a su estilo, dijo que primero consultaran a sus representados para cuestionarlos si estaban de acuerdo, pero al ver que le tomaron la palabra, reculó mas tarde para afirmar que lo que se necesita hacer es reformar la constitución… y tiene razón.

Pero esto no quiere decir que los gobernadores inconformes lo ignoren o que realmente pretendan integrarse en estados independientes o abandonar el sistema federal, como se ha pretendido hacer creer a la ciudadanía.

Lo que se esta exigiendo es que el presidente cumpla con lo que se había comprometido, que se apoye a las entidades del país con lo mínimo indispensable para mantener su infraestructura básica, ya que en temas como carreteras, salud y educación, no se ha contemplado techo financiero alguno para el próximo año, los compromisos que el mismo presidente había establecido con los gobernadores, ya no los quiere cumplir, simplemente porque lo han criticado y a manera de venganza, ni siquiera los invita en las giras que realiza en los estados que ellos gobiernan.

El aprovechar la mayoría de legisladores federales con los partidos satélites en el Congreso de la Unión, le ha permitido al presidente eliminar los fideicomisos para continuar con sus obras de construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles en la ciudad de México, el tren Maya en la región de la península de Yucatán y la refinería de dos Bocas en Tabasco, además de eliminar el soporte económico superior a los 30 mil mdp destinados para atender problemas graves de salud como el cáncer y la pandemia, además de reorientar los apoyos destinados para aumentar la productividad agropecuaria; estos recursos son ahora destinados para financiar sus programas sociales de apoyo a los ninis o jóvenes construyendo el futuro, madres solteras, niños con discapacidad, personas de la tercera edad, etc.

En Chihuahua, a Javier Corral le ha tocado gobernar en las peores circunstancias.

Primero, con una deuda extraordinaria, donde las participaciones federales están comprometidas para el pago de intereses, con una recaudación interna importante, pero también comprometida para solventar el gasto corriente, donde se contemplan los salarios más altos para los funcionarios de primer nivel.

Desde el inicio de su administración, Javier Corral culpó a su antecesor Cesar Duarte de ser el responsable de la quiebra del Estado y de la incapacidad de su gobierno para realizar obras de gran calado; este argumento le ha servido a lo largo de su quinquenio, situación que en la parte final de su gobierno ha cambiado, ya que desde hoy y hasta que salga de Palacio, el único responsable del ayuno en construcción de obra pública en Chihuahua, será el presidente López Obrador.

La situación no puede ser mas difícil, dado que el propio gobernador ha manifestado públicamente que lo apoyan los tres poderes del Estado, pero salvo las expresiones del Legislativo, como ente político plural, el Poder Judicial prudentemente se ha mantenido ocupado en sus propias actividades y aunque seguramente en lo privado los magistrados le manifiesten su apoyo moral y hasta institucional, públicamente no moverán un dedo, porque no les conviene, como tampoco es su problema.

El sector empresarial y comercial, es el que tiene mas claro el panorama, saben que si se suben al camión que maneja Javier Corral, corren el riesgo de enfrentarse a la Unidad de Investigación Financiera, a recibir una docena de auditorías por parte del SAT, nuevos requerimientos del Seguro Social o ser acusados de traficar con facturas falsas.

Entienden que la bandera que enarbolan los 10 gobernadores es la correcta, como también saben que son solo unos meses los que les quedan a Javier Corral para entregar el gobierno, y que todo dependerá de los resultados de la próxima elección.

La ruta a seguir es reformar la constitución, pero para hacerlo, se requiere tener las dos terceras partes del Congreso de la Unión y una mayoría absoluta, es decir la mitad mas uno, en los congresos de los Estados, situación que se advierte difícil, pero no imposible.

La propuesta del magistrado presidente respecto de llevar a cabo una audiencia con dos jueces, familiar y penal, para abatir el rezago que existe en la fiscalía de la mujer, además de evitar contradicciones, cuando un juez penal ordena una restricción en favor de la mujer y los hijos y por su parte un juez familiar le otorga a la misma persona, la custodia temporal de sus vástagos, se considera una buena intención que habrá que verla en la práctica.

 Pero el problema del narcomenudeo que es la principal demanda de los juzgados en Juárez, sin duda debe analizarse como un problema de salud pública, además de que se considera la fuente principal de otros delitos de alto impacto…la voz del magistrado debe ser analizada por el Congreso y el ejecutivo, aunque este último, ya ni en su eco se escucha.

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *