JAVIER CORRAL Y LAS AGITADAS AGUAS DEL CONCHO

A Javier Corral se le reconocen grandes habilidades. Una de ellas como tribuno… Sin duda, es un gran orador, un hombre de palabra fácil y fogosa.
Pero… A menudo, sus palabras resultan huecas porque no van acompañadas por los hechos. Ese ha sido su mayor problema.
Su actuar como Gobernador ha sido zigzagueante, dando tumbos de un lado a otro.
Llegó a la gubernatura con un envidiable capital político. Despertó la simpatía de grandes sectores de la sociedad enarbolando la bandera de justicia, honestidad, austeridad y democracia para Chihuahua…. “Un nuevo amanecer”, pues.
Pero su frivolidad, su intolerancia, su ambivalencia y sobre todo su ambición por figurar en la política más allá de las fronteras del Estado, repercutieron en los pobres resultados que en el ocaso de su gobierno presenta.
Dio saltos de un lado a otro sin empacho alguno… Aquí un ejemplo:
Al llegar al poder, Javier Corral denunció con gran estridencia las millonarias sumas de dinero que Cesar Duarte destinaba a los medios de comunicación. No solo a los medios locales, también los nacionales.
Pues bien… Ante ese insultante derroche de recursos públicos, Corral se comprometió a “cerrarles el chorro” a esos contratos millonarios, embutes y “chayotes” a periodistas.
Pero… Su política zigzagueante se lo impidió…
La incapacidad para construir nuevas formas de comunicación con sus gobernados y los errores producto de su frivolidad, lo orillaron a romper su palabra… De tal manera que de nuevo otorgó privilegios a algunos medios (Heraldo, canal 28 de Juárez y BM radio entre otros) que hoy lo ensalzan, lo llenan de elogios, lo justifican y de paso atacan a sus adversarios. Otros no corrieron con la misma suerte y hoy magnifican sus errores…
¿Quiénes perdemos en ese juego de malabares informativos?
¡Claro!… ¡Los ciudadanos que no tenemos certezas de los hechos!
En el último tramo de su Administración es más evidente el declive que ha sufrido su imagen.
Casos como el de la periodista Miroslava Breach que involucra a funcionarios de su gobierno, quedaron en el olvido…
Justicia para Chihuahua que pretendía juzgar a los corruptos del gobierno de Duarte ha quedado inconclusa, dejando a algunos “pájaros de cuenta” fuera de la justicia y sin recuperar las fortunas construidas al amparo del poder.
La falta de obra pública, los gastos ostentosos, la falta de austeridad, la violencia desbordada en varios municipios, el pésimo manejo de la deuda del Estado que lo coloca al borde del colapso, la intromisión en otros poderes o en organismos autónomos, incluida la vida interna de su partido, son algunas muestras.
Ante el declive en las simpatías populares, Javier Corral ha tratado de “agarrarse” hasta de “clavos ardientes” para sortear sus deficiencias y catapultarse como puntero de la oposición al gobierno de la 4T.
Dos son los casos más notorios:
1. La captura del ex Gobernador Cesar Duarte en el Paso Tex. con posibilidades de extradición… y
2. El conflicto del agua.
La captura de Cesar Duarte, le brindó oxígeno puro en momentos difíciles. No obstante las complejidades del juicio que pueden prolongar el tiempo para su ejecución, Corral lo aprovechó para publicitar su imagen y de paso para posicionar a su “gallo” a sucederlo en la gubernatura. No le importó desprestigiar a sus adversarios Cruz Pérez Cuéllar y a Maru Campos, ésta última, su compañera de partido… Algunos simpatizantes han denunciado la actitud homofóbica de Corral.
En lo que se refiere al Conflicto por el agua de Chihuahua, ¿Recuerda lo que dijo AMLO en su reciente gira a Cd. Juárez?
Palabras más, palabras menos, AMLO puntualizó que “había hipocresía en Javier Corral”… ¿Qué es la hipocresía?—me pregunto: (Según el Diccionario, hipocresía es: fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan).
AMLO se refería a dos hechos:
Según ha trascendido, al inicio del conflicto, Corral dio un amplio respaldo a las decisiones propuestas por CONAGUA y avaladas por los gobernadores de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas así como la Secretaría de Gobernación.
Tan es así, que Corral intentó durante varias semanas ocultarles a los productores agrícolas del Estado ese compromiso… Recordemos que no los recibía, no los escuchaba, evadía cualquier contacto con ellos… No olvidemos que los sucesos violentos en Delicias obedecieron al reclamo de los productores por la falta de claridad del Gobernador.
Finalmente, sin explicación alguna, olvidó su compromiso y dando un salto de un extremo a otro, enfocó sus baterías, junto con otros actores políticos a atacar al gobierno federal intentando convertirse en el adalid de la lucha.
Más aún:
En una actitud de soberbia, a través de su Secretario de Gobierno, excluyó a Juan Carlos Loera de las Mesas de Coordinación para la Construcción de la Paz que AMLO propuso a los Estados, a las que por cierto, Corral acudía con irregularidad
Loera, mal o bien, guste o no guste, es el representante del Gobierno federal…
La respuesta fue inmediata… Corral fue excluido de las reuniones de seguridad del Gobierno Federal…
Corral muy “ofendido”, difundió a través de los medios que el haberlo excluido era un agravio al pueblo de Chihuahua… Pero… ¿Es un agravio al pueblo de Chihuahua o fue la respuesta lógica a los vaivenes del Gobernador?
En cambio, hace días, Maru Campos, Presidenta Municipal de Chihuahua capital, asistió a una reunión de Coordinación, lo mismo hizo el Edil de Cd. Juárez. ¿No es ilógico que a quien debe interesar la seguridad de su Estado tenga esa ambivalencia?
Junto con un grupo de gobernadores abandonó la CONAGO para tratar de convertirse en un “contrapeso” a las decisiones del gobierno federal… Ahí, los Gobernadores de Tamaulipas y Nuevo León, los mismos que atestiguaron el compromiso de Corral con el gobierno federal, le brindaron su apoyo… ¿Eso no es politizar el tema?
Corral, manifestó su molestia por no haber sido invitado a los eventos que realizó AMLO en Cd. Juárez, pero olvidó que esa misma receta, él se la ha aplicado a Maru Campos en varias ocasiones en su propio municipio.
¡Ese es Javier Corral, es una mínima radiografía!…
Espero que el fin del Conflicto por el agua esté próximo… Una vez que concluya, cuando las pasiones bajen, cuando los humos de las hogueras se diluyan, creo que podremos precisar con más claridad los hechos…
Saldrán a flote la gran cantidad de confusiones, mentiras a medias y falsedades completas… Veremos con más claridad los daños, el huachicoleo despiadado del agua, las concesiones irregulares, la deshonestidad de los funcionarios de CONAGUA y se aclararán los rostros y las voces ocultas, oportunistas y provocadoras de este conflicto.
Al igual que con el COVID 19, tendremos que aprender a vivir de otra manera: Racionalizar y aprovechar el agua al máximo, aprovechar la tecnología y a ceñirnos a las reglas para hacer un uso óptimos de nuestros recursos. Muchas cosas deberán volver al lugar que les corresponde…
Yo así lo creo… ¿Y Usted?
Manuel Maldonado O.
Agradezco a Bernardo Mata que me haya reinstalado el Microsoft Word… Sin él me era imposible escribir.
Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *