Mi Tribuna

Economía Mexicana ¿desciende o avanza?

Los indicadores de medición del desempeño de la economía son varios, especialmente el Productor Interno Bruto, la generación de empleo, la informalidad o la atracción de Inversión Extranjera Directa, sin embargo, para este artículo me enfocaré en analizar la estadística publicada para el primer trimestre de 2019 sobre llegada de inversiones a México.

Los datos publicados recientemente evidencian cómo los empresarios han reducido su confianza en el país para invertir, así mismo las calificadoras han reducido la nota país y las expectativas de crecimiento de la economía mexicana van a la baja, sin embargo, el desempeño del país sigue siendo positivo.

Aún y cuando de los más de 10 mil millones de dólares que ingresaron al país por concepto de IED el 43.7% se concentra en el centro del país y el 26.3% en el norte, estas dos regiones tuvieron la peor desaceleración en la llegada de inversiones respecto al año anterior.

Contrario a lo ocurrido en los últimos años, para el primer trimestre de 2019, la zona Centro – Bajío registró la peor caída de IED a nivel nacional respecto al mismo periodo de 2018. Si bien, esta ha sido considerada la zona más atractiva y productiva del país, en 2019 sólo recibió 304.4 millones de dólares mientras que en 2018 recibió 1,619 millones.

La frontera norte fue la segunda región con el descenso más pronunciado en captación de IED en el primer trimestre del año (40.5%), a pesar de que en primer día del 2019 entró en el programa de la zona libre en la frontera norte, el cual da, entre otros beneficios, incentivos fiscales: reducción de las tasas del IVA a 8% y del ISR a 20%.

En el top 10 de los estados más atractivos para la llegada de inversiones, de enero a marzo de 2019, Chihuahua recibió 438 millones de dólares en IED, siendo el 6º Estado con más IED sólo por debajo de Ciudad de México, Nuevo León, Estado de México, Veracruz y Jalisco.

Actualmente, México sigue avanzando, pero lo hace a un ritmo lento, esto representa un reto considerable, puesto que siguen llegando inversiones y se siguen generando empleos, sin embargo, el desempeño nacional está desacelerando, propiciando menor estabilidad económica y menores condiciones para generar bienestar social.

En definitiva, México avanza, pero lo hace de manera lenta, lo cual impedirá que se logren las metas de crecimiento y bienestar necesarias para que más de 50 millones de mexicanos salgan de la pobreza y la generación de valor de la economía nacional deje de depender de empresas extranjeras.

Nancy Carbajal

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *