Rockearon entre medidas de contingencia en el Vive Latino

El mayor contagio que se percibió fue la “fiebre rockera”, ayer en el Vive Latino, aunque también otros usuarios de las redes criticaron el concierto y la no suspensión para prevenir los infestados por el COVID-19.

En la entrada instalaron algunas medidas como toallitas sanitarias y gel antibacterial, y algunos de los asistentes llevaban cubrebocas, aunque la mayoría no lo lucia con este último material. 

Por lo que el temor de estar en un evento masivo en medio de una alerta sanitaria mundial tenía a varios nerviosos, eso no impidió que más de 68 mil 618 personas decidieran asistir al Foro Sol a ver a sus bandas favoritas en la edición número 21 del encuentro musical.

Lo que todo mundo pensó que no sucedería, sucedió un minuto antes de las diez y media de la noche cuando Duff McKagan, Slash, Axl Rose y el resto de Guns N’ Roses se apoderaron del escenario para hacer su debut en el Vive Latino.

Pero antes del virtuosismo de Guns, Carlos Vives trajo el sabor colombiano, el vallenato que hermana, que junta.

Comparte el contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *